Steve McCurry/Magnum Photos

Informe de UNFPA alerta sobre desafíos mundiales para la igualdad de género, los derechos humanos y la salud sexual y reproductiva

11/04/2019

El Informe subraya que “de todos los obstáculos que se interponen en el logro y el ejercicio de los derechos humanos, incluidos los derechos reproductivos, pocos han demostrado ser tan difíciles de superar como los relacionados con el género”

Por Adelaida Entenza, de la CLADE

La edición de 2019 del Informe sobre el Estado de la Población Mundial afirma que, para poder ejercer sus derechos y su libertad de decidir, todas las personas necesitan información y servicios relacionados con la salud sexual y reproductiva, resaltando los impactos que la desigualdad de género supone para este campo de los derechos humanos.

Por su parte, alerta sobra la insuficiente educación sexual y sus serios impactos, señalando que “las percepciones erróneas o una falta de comprensión de la sexualidad, el cuerpo humano y el desarrollo, los derechos y el género, y el poder en las relaciones, pueden representar un obstáculo para el ejercicio de los derechos y la libertad de decidir de las personas”.

Recuerda que la educación sexual integral “es un proceso de enseñanza y aprendizaje de los aspectos cognitivos, emocionales, físicos y sociales de la sexualidad, que tiene una base curricular” y que su objetivo es dotar a niños, niñas y jóvenes “de conocimientos, habilidades, actitudes y valores que los empoderen para disfrutar de salud, bienestar y dignidad; mantener relaciones sociales y sexuales respetuosas; considerar cómo influyen sus decisiones en su bienestar y el de los demás; y comprender y asegurar la protección de sus derechos a lo largo de su vida”.

Destaca a su vez los beneficios que supone la introducción en la escuela primaria de una educación sexual integral adecuada a la edad, como contribuir a que niñas y niños identifiquen y denuncien comportamientos inapropiados, o propiciar comportamientos sexuales más seguros. Se señala también que la educación sexual integral debe estar disponible para niños y las niñas no escolarizados.

“La educación sexual integral también está ayudando a transformar las normas de género a través de planes de estudios apropiados para la edad que no solo proporcionan información sobre la sexualidad y la reproducción, sino que también se centran en el género y el poder en las relaciones”, dice el informe.

También alerta sobre la violencia por razón de género, recordando que la violencia contra las mujeres y las niñas es una violación de los derechos humanos y un problema de salud pública en todos los países. Al mencionar las prácticas nocivas resultantes de la desigualdad de las normas de género, llama la atención sobre la persistencia del matrimonio infantil, señalando que se estima que 800 millones de las mujeres que viven en la actualidad se casaron cuando eran niñas. “El matrimonio infantil priva a las niñas de albedrío y autonomía en su hogar y en las decisiones sexuales y reproductivas, reduce sus posibilidades de recibir educación, socava su futuro y les impide desarrollar todo su potencial”, afirma.

Accede al Informe Estado de la Población Mundial 2019 del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) aquí.

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio