Foto: Lorena Pajares

Mayoría de los países alcanzan la paridad de género en la primaria; sólo 20% logra hacerlo en la secundaria

En América Latina, la mayoría de los países han alcanzado la paridad de género en la educación primaria. Sin embargo, solo en el 20% de ellos se ha logrado la paridad de género en la educación secundaria, apuntan los datos del informe “Género y la EPT 2000-2015: logros y desafíos”. La permanencia de disparidades entre niños y niñas en distintos niveles de la enseñanza indica que es necesario aumentar los esfuerzos para eliminar las barreras de acceso y permanencia en las escuelas, así como para alcanzar tasas de conclusión equitativas.  

Sin embargo, alcanzar la paridad en las oportunidades de acceso y de participación entre niñas y niños no es suficiente. Demanda la promoción de la igualdad de género en la educación, lo que sugiere nuevos retos para la implementación de las políticas y su seguimiento tomando en consideración las prácticas educativas y las distintas barreras que perjudican las trayectorias escolares. “Supondrá explorar la manera en que las ideas y las prácticas relativas al género conforman y determinan la calidad de las experiencias educativas de las personas dentro el aula y en el seno de la comunidad educativa, así como sus logros académicos y sus aspiraciones de cara al futuro”, analiza el informe. El tema es urgente y la promoción de una educación de calidad, inclusiva e igualitaria, es una de las metas de la nueva Agenda de Desarrollo Sostenible.

Entre las recomendaciones para superar las brechas de género están la garantía de la gratuidad en la educación, el combate al trabajo infantil y la superación de prácticas pedagógicas discriminadoras y que refuerzan estereotipos. “Los obstáculos estructurales y las normas sociales arraigadas y discriminatorias contribuyen a la desigualdad de género, contándose entre otros el matrimonio y la maternidad precoces, la violencia de género, las prácticas tradicionales de reclusión, la preferencia familiar por el varón a la hora de invertir en educación y la división del trabajo doméstico en función del sexo”, dice el informe publicado por la Unesco.

La brecha de género en América Latina y el Caribe

Enseñanza primaria

  • El “Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo”, estima que la región alcanzará la enseñanza primaria universal cuatro años después de que se cumpla el plazo de la Agenda de Educación 2030.
  • Actualmente, los niños que viven en las zonas rurales tienen menos posibilidades de completar su educación primaria. El 19% de los niños y el 13% de las niñas no lo completan.
  • Menos niños que niñas que viven en zonas urbanas completan la primaria en la región. El 7% de las niñas y el 11% de los niños no terminan los estudios primarios.
  • Entre las familias más pobres, 85% de las niñas completan la enseñanza primaria en comparación con 81% de los niños.

En la secundaria

La participación en el primer y segundo ciclo de enseñanza secundaria ha aumentado desde 1999, en especial en los países más pobres, como resultado de la mejora de las tasas de conclusión de primaria a secundaria y del aumento de las tasas de permanencia.

En América Latina y el Caribe, había 93 niños matriculados por cada 100 niñas en 2012. A nivel de la secundaria, es la única región del mundo donde los niños están en desventaja en comparación con las niñas.

  • Al ritmo actual, solamente el 86% de los adolescentes más pobres completarán la educación secundaria básica hasta 2030. El 57% de las jóvenes más pobres completará este nivel en comparación con el 52% de los jóvenes más pobres.
  • Entre los/as adolescentes más pobres, el 9% de las adolescentes y el 10% de los adolescentes están fuera de la escuela. Y esas/os adolescentes tienen cuatro veces más probabilidades de no escolarizarse que las/os jóvenes de las familias más ricas.
  • 10% de las y los jóvenes que viven en zonas rurales están fuera de la escuela. En estas zonas, sólo el 55% de los jóvenes completan la enseñanza secundaria en comparación con el 63% de las mujeres que logran completarla.
  • 5% de los y las adolescentes y jóvenes que viven en zonas urbanas están fuera de la escuela. Sólo siete de cada diez adolescentes completan la secundaria básica en comparación con ocho de cada diez muchachas.

Educación superior

En escala mundial, en 2012 se matricularon en la enseñanza superior más mujeres que hombres. Nueve hombres por cada diez mujeres estaban matriculados en la enseñanza superior en las regiones de América del Norte y Europa Occidental y de América Latina y el Caribe. Por otro lado, solo ocho mujeres por cada diez hombres estaban matriculados en este nivel en el África subsahariana.

La brecha de género en el mundo  

  • Entre 2000 y 2015, la proporción de niñas por cada 100 niños creció de 92 a 97 en la enseñanza primaria y de 91 a 97 en la enseñanza secundaria. Se ha avanzado en la reducción de la disparidad de género grave, pero las niñas siguen tropezando con dificultades para ingresar en la escuela primaria en varios países.
  • En 2012 se calculaba que casi 58 millones de niños y niñas entre 6 y 11 años no estaban escolarizados. Y existen disparidades de género considerables: es probable que el 48% de las niñas no escolarizadas nunca llegue a estarlo, frente al 37% de los niños.
  • Los niños pobres, especialmente las niñas, corren más riesgo de encontrarse fuera del sistema escolar.
  • Las desigualdades de género crecen a medida en que se avanza en el sistema educativo. En la educación preescolar, el 70% de los países ha logrado la paridad, frente a un 66% que la ha alcanzado en la enseñanza primaria, un 50% en el primer ciclo de secundaria, un 29% en el segundo ciclo de secundaria y solo un 4% en la enseñanza terciaria.
  • Las niñas, especialmente las más pobres, siguen siendo las que afrontan los mayores retos a la hora de acceder a la escuela primaria.
  • La falta de avances en la alfabetización de las mujeres jóvenes es particularmente grave: dos tercios de la población adulta no alfabetizada son mujeres, proporción que no ha variado desde 2000. La mitad de las adultas jóvenes de Asia Meridional y Occidental y del África subsahariana no sabe leer ni escribir.

Lea el documento aquí.

Con informaciones de Blog del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio