Olmo Calvo Rodriguez

Uruguay: Aumenta el número de personas privadas de libertad que aspiran cursar carreras universitarias

28/05/2019

Este año, la cifra de personas privadas de libertad que aspiran cursar estudios universitarios alcanzó las 200 personas en el país

El número de personas privadas de libertad en Uruguay que desean cursas una carrera universitaria aumenta a cada año. Así lo señaló el Pro Rector de la Comisión Sectorial de Enseñanza de la UDELAR, Dr. Juan Cristina, al Semanario Búsqueda, indicando que en 2016 apenas cuatro personas se encontraban registradas para cursar alguna de las carreras de la Universidad de la República (UDELAR), mientras que en el 2017 aumentaron a 45, y en el 2018 hubo un centenar de preinscripciones. Este año la cifra de aspirantes a cursar estudios universitarios alcanzó las 200 personas.

Las carreras sociales y humanísticas son las más demandadas por las personas privadas de libertad. Psicología, Derecho, Ciencias Sociales y Ciencias Económicas están entre las opciones más requeridas por las personas reclusas. La Universidad toma más de 60 exámenes por semestre en las cárceles. Las preferidas son Psicología, Derecho, Ciencias Sociales y Ciencias Económicas.

En términos porcentuales, las mujeres privadas de libertad son quienes más se apuntan a estudiar carreras terciarias – un 15% del total de personas reclusas inscriptas en la UDELAR-, y representan un 4% de la población carcelaria.

Entre las dificultades y desafíos presentes para la población carcelaria, se encuentran: un panorama no homogéneo entre las diferentes facultades respecto de la educación en cárceles (modalidad de enseñanza, diversidad de criterios, trámites administrativos, documentación requerida, etc.); así como las dificultades que enfrentan las personas privadas de libertad en la obtención de autorización para salidas transitorias por estudio.

Para superar algunas de estas dificultades, se ha previsto la elaboración de un protocolo de actuación entre la UDELAR y el Instituto Nacional de Rehabilitación del Ministerio del Interior con miras a homogeneizar criterios y otorgar mejores condiciones y acceso a la educación terciaria por parte de la población privada de libertad.

Por su parte, los primeros días del pasado mes de abril se ha firmado un convenio entre la UDELAR y el Centro Ceibal, por el cual se donaron “60 laptops que serán utilizadas por estudiantes universitarios privados de libertad en distintas unidades de reclusión”. La iniciativa surgió de la falta de condiciones para acceder a materiales de estudio, lo que dotará de una nueva herramienta a estudiantes para contribuir al avance de sus estudios.

Lee+

Con informaciones de UDELAR, BUSQUEDA y SUBRAYADO

 

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio